El sentimiento con que los barboseños viven su Municipio y su proceso de participación ciudadana es similar a la pasión de los hinchas de un equipo de fútbol. Es un amor indescriptible, es una relación de altibajos, de momentos de efervescencia y felicidad, otros de preocupación y tristeza, pero los líderes de Barbosa, como buenos hinchas, están ahí, en las buenas y en las malas.

El Sistema Municipal de Planeación y Presupuesto Participativo de Barbosa es ese equipo que tiene como uniforme múltiples colores y como escudo el mapa de las Aldeas. Es un cuadro diverso como sus habitantes y que como todo buen conjunto futbolístico que ha logrado campeonatos importantes, tiene enemigos y detractores.

Crónica FútbolCrónica Fútbol

Sin duda existen organizaciones y personas que quieren desprestigiar su labor; el proceso mismo pasa por tácticas que no son efectivas, a veces sus jugadores se sienten cansados y en algunos casos se debe aceptar la derrota. Pero nunca perder el campeonato, el triunfo siempre está en juego, una victoria no ha significado para los líderes dejar de trabajar por construir la participación con sus comunidades.

Como buenos hinchas reniegan, alegan y alientan a su equipo para que salga adelante con todos los proyectos que le han entregado al técnico para desarrollarlos en conjunto. Y por supuesto la camiseta es una prenda fundamental que los identifica como ciudadanos comprometidos con el proceso.

Crónica FútbolCrónica Fútbol

Por uno de esos sucesos inexplicables que ocurren tanto en la vida como en el fútbol, una injusta decisión arbitraria puso en peligro el Sistema Municipal de Planeación y Presupuesto Participativo, manifestando que el modelo de Aldeas era inconstitucional, que suplantaba las labores de las Juntas Administradoras Locales y que el Acuerdo 010 que alberga la política pública de participación ciudadana era nulo, pero dicha amonestación puso a prueba la defensa y el contra ataque del Comité Coordinador, que con el apoyo de la Administración Municipal presentaron el recurso de apelación para anular la decisión.

Ante los ataques de los contrarios, la mejor estrategia es la defensa, replegarse un poco, esperar para actuar con inteligencia y buscar la asesoría de expertos en temas jurídicos y de inmediato gestar un contragolpe. Hoy, después de apelar, los líderes saben que su estrategia está segura; un recurso de apelación en trámite derrumba la sentencia, le saca tarjeta roja a la demanda y la expulsa del campo.

Crónica FútbolCrónica Fútbol

La participación de Barbosa sigue sin dar tregua y avanza con los proyectos de las Aldeas gestionados por la comunidad.

Este equipo se piensa en grande, jugando en los escenarios más representativos, como cuando en el año 2014 fueron invitados por el Congreso de la República para exponer su experiencia, como un referente de la planeación participativa en el país, convirtiéndolo en uno de esos equipos que generan respeto y admiración con solo lucir la camiseta que los representa.

Por. Alejandro Quintero - Regional Antioquia